Conoce a Iñaki y su legado

 

Este es el proyecto de Iñaki Ochoa de Olza que tras 20 años recorriendo las laderas y cumbres del Himalaya quiso devolver lo que había recibido de las gentes y pueblos que habitan esa cordillera tratando de mejorar sus vidas.

Iñaki comenzó a hablar del proyecto en 2006. Se sentía en deuda y profundamente agradecido a aquellas tierras remotas de Asia y, en especial, a los niños. A ellos precisamente quería devolverles al menos algo de lo que él había recibido a lo largo de tantas expediciones al Himalaya.

En aquellos viajes Iñaki tuvo un contacto cercano con las gentes del lugar y tuvo la ocasión de conocer a esos niños de sonrisa fácil y pocos o ningún recurso económico en sus hogares. Niños austeros por necesidad y con obligaciones impropias para su edad. En cambio, niños abundantes de una felicidad que en occidente cuesta comprender. Iñaki era un hombre austero y generoso que sabía mirar a los niños.

Bautizó su proyecto como SOS HIMALAYA, un proyecto humanitario y a la vez deportivo que pensaba hacer realidad a la vuelta del Annapurna. Iría de Pamplona a Katmandú en bicicleta, aproximadamente 3 meses hasta llegar al Everest. Lo subiría sin oxígeno y regresaría a Pamplona corriendo. En total, un año de actividad física. “La idea no es hacerme famoso -explicaba -sino empezar a devolver a los niños de Asia lo mucho que me han dado en forma de aprendizaje. Quiero llamar la atención sobre sus necesidades y recaudar dinero para cubrirlas.

 

El proyecto solidario soñado del montañero pamplonés fue truncado por su muerte. Iñaki falleció a 7400 m. de altitud en una expedición en la cara sur Annapurna el 23 de mayo de 2008, durante el intento de ascensión de su 13º ochomil tras un fallido intento de rescate épico y sin precedentes en el que colaboraron sherpas, amigos y alpinistas internacionales de élite, gobiernos, embajadas, consulados e instituciones de España y Nepal de modo totalmente altruista.

 

Ahora y desde 2008 su familia y amigos seguimos luchando por llevar a los pueblos del Himalaya la ayuda que podemos, especialmente, a quienes más la necesitan, los niños. Nuestro actual proyecto es el mayor hasta la fecha: terminar el Hospital de Sedwua en el Valle del Makalu y ponerlo en funcionamiento para dar cobertura sanitaria a una población de hasta 40.000 habitantes que actualmente no tiene asistencia medica alguna.

 

Más info https://www.facebook.com/pg/SOSHimalaya/about/?ref=page_internal